Para poder visualizar todos los contenidos debes tener instalada la versiĆ³n actual de Adobe Flash Player.

Principal Lugar de poesia Lugar de pintura Lugar de opinion Lugar de música Música de películas Racó d'Elx Cajón de sastre Enlaces de interés Artículos anteriores Opinión - Grotesco Opinión - Cristofobia Opinión - Tu me dai la cosa me... Opinión - Entre cándidos y manipuladores Opinión - Un espejo donde mirarnos Opinión - Los límites del rencor Opinión - Profesionales de la ignominia Opinión - Farsantes y consentidores Opinión - El bufón y sus acólitos Opinión - Los elegidos Opinión - Los liantes Opinión - Osados ignorantes Opinión - Una ley defectuosa Opinión - Los nuevos tribunos Opinión - Los tramposos Opinión - Ignorancia y sectarismo Opinión - Derecho consuetudinario Opinión - A propósito de Andrea Opinión - Vapuleando la historia Opinión - Ideología laicista Opinión - Setenta y ocho años después Opinión - En el umbral de la ruina Opinión - La última astracanada Opinión - El fuego fatuo de la inspiración Opinión - Los descuajeringados Opinión - La que se avecina Opinión - El aliado irrelevante Opinión - Buitres carroñeros Opinión - La venganza de Schez. Opinión - Manipulación genética Opinión - Sin perdón Opinión -De odios y bajezas Opinión - Adeste fideles Opinión - El día se ha ido Opinión - Carrera hacia la muerte Opinión - ¡Ay, Llach, Llach! Opinión - De artistas y paseantes Opinión - De trileros y pringados Opinión - No tenemos miedo Mirando por la ventana - Articulos  Mirando por la ventana - Articulos  

Mirando por la ventana - Articulos

MIRANDO POR LA VENTANA

PALO DE GALLINERO Acostumbrados como estamos en este país a situaciones rocambolescas, donde la palma de la sinrazón se la llevan ciertos jueces y ciertos ministros, aún, afortunadamente, nos queda a algunos cierto margen de dignidad a la que no queremos renunciar. Estamos aún impactados con el caso gravísimo de deslealtad al Estado con el proceso del chivatazo de unos policías favoreciendo a ETA, con una policía que nos tiene que proteger frente al terrorismo y que tiene en sus filas a individuos que ayudaron a unos asesinos a evitar su detención y que sin lugar a dudas no actuaron sin orden superior. Ahora, según fuentes policiales, han recibido órdenes de sus superiores –y por escrito- para que las Unidades de Intervención Policial –los que conocemos como antidisturbios- no actúen contra las concentraciones convocadas por esos movimientos radicales que ahora proliferan como hongos, y que se oponen a todo aquello que no sea lo que su ideario revolucionarios les dicta. No es casualidad que estas historias se están escribiendo cuando ostenta el poder ese resto del pasado llamado Pérez Rubalcaba y el que fuera su segundo en Interior Antonio Camacho. Es la utilización sin ningún recato de los del 15-M y sus adláteres como una fuerza de choque para soliviantar a la sociedad. Es la podredumbre política, como el palo del gallinero donde se amontonan los excrementos.

Ir a todos los artículos

LA FACTURA En diferentes Comunidades Autónomas se ha empezado a emitir, por parte de las Consejerías de Sanidad, unas facturas informativas sobre los gastos médicos o farmacéuticos que les hubiera supuesto a los pacientes en caso de haber tenido que abonarlos; todo ello como un estímulo subliminal para que se haga un uso racional de los servicios sanitarios. Esta medida, excelente para concienciar al ciudadano de la necesidad de utilizar convenientemente la sanidad y como medida informativa para saber donde van a parar sus impuestos, resulta cuando menos irritante cuando uno se entera de que a un sujeto, cuya profesión habitual es hacer de gorrilla en zonas de aparcamiento y con residencia ilegal, le han implantado con carácter de urgencia un dedo que él mismo se amputó para retrasar su entrada en los calabozos. Este facineroso que han detenido, venía de arrancar el cuero cabelludo a machetazos a un policía, de pegarle un balazo a otro en el pecho y de golpear contundentemente a una agente que le requirió su documentación y a su compañero que fue a auxiliarla. El implante a Niwigw Uzochukwu Chimaobi, que así se llama este brutal nigeriano, ha costado 10.000 euros a cuenta del contribuyente por la operación en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Aún no ha trascendido el importe de los gastos que se derivarán de su estancia hasta el alta médica en el Hospital Doce de Octubre. Tampoco se conoce, todavía, la reacción de aquellos que, esperando pacientemente su turno para ser operados de sus dolencias, pagan con sus impuestos la preferente operación de Niwigw Uzochukwu Chimaobi.__________________________________________________________________________________________________

¡¡POBRES MUJERES!! A pesar del feminismo rampante, de los gritos tribales de liberación por parte de algunas exaltadas, y del totalitarismo feminista que basa su discurso en presentar a las mujeres como víctimas de todo y a los hombres como histéricos dominadores del género femenino, no creo que haya duda de que los hombres hemos apoyado decididamente la legislación para terminar con la lacra del macho dominante, a pesar de ciertos abusos legislativos. Y ya es mala suerte que una vez que nos ponemos de acuerdo mayoritariamente los hombres sobre el castigo que hay que imponer a tanto bestia suelto, que confunde la relación hombre-mujer como un derecho de posesión exclusivo y el repudio del “te maté porque eras mía…”, se den circunstancias tan negativas por parte de quienes, se supone, deberían ser garantes de la sacrosanta libertad de la mujer sin ningún tipo de restricción. Por una parte, el juez del Olmo, en Murcia, ha revocado una condena de un hombre por amenazas a su mujer. El juez del Olmo, dice que el término 'zorra' no tiene porqué utilizarse con menosprecio o insulto, sino que puede ser una mera calificación que hace referencia a su astucia. Por otra, y recientemente, el Tribunal Supremo ha bajado cinco años la pena impuesta a un vecino de Ciudad Real que intentó matar a su esposa envenenándola y más tarde propuso a su compañero de celda que la asesinara durante un permiso penitenciario, habiendo intentado hacerlo antes dos veces mas; y todo ello basándose en que considera que el grado de ejecución del delito fue “muy incompleto”. Confieso que estoy dispuesto –sin que sirva de precedente- a aguantar las manifestaciones feministas por esto, por que creo que estos jueces se merecen un sonoro abucheo.



Lugar para amigos

Lugar para la música

Lugar de poesía