Para poder visualizar todos los contenidos debes tener instalada la versiĆ³n actual de Adobe Flash Player.

Principal Lugar de poesia Lugar de pintura Lugar de opinion Lugar de música Música de películas Racó d'Elx Cajón de sastre Enlaces de interés Artículos anteriores Opinión - Un espejo donde mirarnos Opinión - Los límites del rencor Opinión - Profesionales de la ignominia Opinión - Farsantes y consentidores Opinión - El bufón y sus acólitos Opinión - Los elegidos Opinión - Los liantes Opinión - Osados ignorantes Opinión - Una ley defectuosa Opinión - Los nuevos tribunos Opinión - Los tramposos Opinión - Ignorancia y sectarismo Opinión - Derecho consuetudinario Opinión - A propósito de Andrea Opinión - Vapuleando la historia Opinión - Ideología laicista Opinión - Setenta y ocho años después Opinión - En el umbral de la ruina Opinión - La última astracanada Opinión - El fuego fatuo de la inspiración Opinión - Los descuajeringados Opinión - La que se avecina Opinión - El aliado irrelevante Opinión - Buitres carroñeros Opinión - La venganza de Schez. Opinión - Manipulación genética Opinión - Sin perdón Opinión -De odios y bajezas Opinión - Adeste fideles Opinión - El día se ha ido Opinión - Carrera hacia la muerte Opinión - ¡Ay, Llach, Llach! Opinión - De artistas y paseantes Opinión - De trileros y pringados Opinión - No tenemos miedo Opinión - Hombre de paja Opinión - Tiempos de odio Opinión - A vueltas con el himno Opinión - Entre cándidos y manipuladores Mirando por la ventana - Articulos  Mirando por la ventana - Articulos  

Lugar de poesia

Los derechos de los textos que aparecenen estas páginas y en la de los vínculos, pertenecen a cada autor

AUREUS PUERNo es distinta su luz de la de un dios,mas le es adverso el curso de la historiay no será inmortal. Aunque Virgilioregresara a cantarlo, ya no hay Cumesque engalanen con versos sus murallas.Ni el futuro sabrá leer la dulcey esbelta desnudez de su dibujodanzando fugitivo en kylix ática.Sea razón de sobra a tu existenciael oro en que te hundes de esta tardepor recrear su mito en el poema.

CANCION A TRES VOCES PARA UNA SOLA VIDAAves blancastraíanen un carro de rosasla mañana.La tarde era una barcaen una mar de púrpura.Mula oscura,la nochepor los tejadospasta.

Poemas de Pedro Gandía

Cuenca 1953

BATALLA ÚLTIMAAbrumador ejército de lanceros embistesatánica belleza en ajustado cuero.Los potros se encabritan por su cintura ígnea,por sus ojos de turbios y anhelantes rubíes,por sus labios –venero de besos criminales–.El gímnico celeste afila sus estrellas.Y, en la tiniebla, grita la pasión de los hierros.Los hijos de la noche destruyan el poemario.Jamás haya otra lumbre que el hipnótico espejolíquido de la páteradel infernal doncel.

PÁJARO LEJANORecuerdo aquel cristal de tiempo plano y frío.Aquel amor primero.Recuerdo su mullida voz blanquísima,y aquellas dos columnas esbeltas de sus piernas.Recuerdo su mirar de flores de azabachey aquellas mariposas que, en su pecho coléricode arena, se estrellaban.Recuerdo la espiral violenta de su boca,las fresas de sus besos,y recuerdo que un día se perdió bajo tierra.Y yo me volví loco, y se llenó mi camade nervios y de ardillas.



Lugar para amigos

Lugar para la música

Lugar de poesía